CAPÍTULO I

LOS SIETE NIVELES DEL INFIERNO

NIVEL I - EL INFRAMUNDO

El Inframundo es el nexo entre nosotros y el infierno. Es el nivel más alto y más próximo a nuestro mundo.
En este nivel yace la gran compuerta que lleva a la ciudad infernal. Aquí se accede a la gran torre vigía, donde un tribunal y un juez comprueban las habilidades de las almas y las envían al infierno que les corresponde.

Los juicios a veces suelen tardarse mucho tiempo. Las almas pueden vagar en el inframundo y relacionarse con otras almas. Sin embargo, algunos se interesan por aquellas almas que conservan la habilidad de abrir portales o poseen poderes para poder atravesar al mundo terrenal. Tales como: Médiums, chamanes, Sectarios, vudús, gitanos, Párrocos, líderes religiosos o cualquier alma que tenga habilidades para comunicarse con los terrenales.
Es tanto el temor que se ha generado sobre el padecimiento del infierno entre los mortales, que las personas que recién arriban al inframundo hacen lo posible para poder volver al mundo terrenal. Sin saber que solo pueden hacerlo por un tiempo determinado y sin conocer las ventajas que los demás niveles ofrecen para la eterna continuidad de sus miserables vidas.

NIVEL II - LA CIUDAD INFERNAL

La ciudad infernal es en realidad un mundo paralelo. Similar al de los terrenales. Aquí los habitantes del infierno tienen sus casas, sus comercios y sus industrias.
Uno puede nacer dentro de la ciudad infernal, o puede acceder a través del inframundo o del tercer nivel, que se denomina "El limbo" (O el infierno de los niños.)
A los habitantes de la ciudad se los denomina inferales. Y son la contracara de los terrenales.

Esto no significa que son seres malignos. En realidad, al igual que los humanos terrenales, todos tienen un nivel de maldad en menor o mayor medida. Los inferales son personas como nosotros, la diferencia yace en que habitan este universo paralelo con costumbres que desconocemos.
En contraposición con nuestras creencias, el concepto de vida y de muerte es radicalmente distinto para los inferales.
Cuando mencionamos "la vida", no nos referimos al termino biológico que utilizamos los terrenales, ya que por nuestras creencias vinculadas a la espiritualidad, los inferales estarían muertos. Sin embargo, dentro de este plano infernal también existen seres bióticos y abióticos.
La muerte en cambio, no es el castigo máximo que puede recibir un inferal. Ellos no dejan de existir, si no, que son enviados al nivel seis dentro del infierno, la pesadilla de los condenados. Ese castigo se denomina la condena final.

NIVEL III - EL LIMBO

El limbo, o también llamado, el infierno de los niños es habitado por las almas más pequeñas y recién nacidas.
Se puede comparar con un gran recinto de maternidad, donde las mujeres inferales van a parir a sus hijos.

La otra forma en la cual los niños acceden al limbo es a través del inframundo, donde las almas de las criaturas terrenales, que nacen muertas, son enviadas directamente a este nivel.
A los infantes se los llama Goukis. Ese nombre deja de surtir efecto cuando han cumplido 12 años y han ingresado en alguna de las escuelas.
Durante su infancia, conviven con las institutrices y las madres inferales, las cuales se encargan de enseñarles todo lo necesario para poder subsistir más adelante en la ciudad infernal y los preparan para poder ingresar en alguno de los establecimientos educativos que se encuentran dentro de los campos de entrenamiento, en el nivel cuatro.


NIVEL IV - CAMPOS DE ENTRENAMIENTO

Rodeado de bellos paisajes, de altas montañas y volcanes inactivos se encuentran los campos de entrenamiento. Son grandes edificios en donde se enseñan los oficios infernales y se entrena a los goukis para que formen su lugar como ciudadanos en la ciudad infernal.
Antes del ingreso a alguna de las escuelas, se rinde un examen donde se tendrán en cuenta las habilidades que se poseen, y posteriormente se les elegirá la escuela que va acorde con el entrenamiento que hayan llevado a cabo en el limbo.
Las escuelas son las siguientes:

- Hechiceros:
En la cual se aprende magia de varios tipos y se aspira a ser un hechicero de renombre. Para poder ingresar aquí es inevitable haber estudiado lo necesario para poder concretar hechizos y maldiciones, asi como también la realización de pociones en un menor grado. Suele ser un oficio regido por la inteligencia y no tanto por las habilidades físicas.

- Obreros:
Normalmente todos aquellos a los que no les ha ido bien en su examen inicial suelen ir a la escuela de los obreros. En ella se aprenden los diferentes oficios que resultan necesarios para llevar adelante la ciudad infernal. Dentro de esta escuela existen diferentes categorías y especializaciones que se dividen en:

Cuernos blancos: aquellos que se encargan de las tareas administrativas o de oficina. Tiene contacto directo con el nivel cinco, la administración de las almas, en la cual pueden ejercer su aprendizaje y se puede aspirar a llegar a cargos políticos o de funcionarios.

Cuernos azules: Se encargan de realizar los trabajos en las industrias, fábricas y talleres de costura o textil.

Cuernos rojos: Son los encargados de la seguridad y se los entrena para que sean oficiales o celadores. Estos aprenden teoría durante un año y luego son enviados al nivel seis "la pesadilla de los condenados" a realizar prácticas, para que cuando adquieran edad suficiente, puedan ejercer su oficio dentro de ese nivel o en la ciudad infernal. Siempre basándose en el nivel de fuerza y destreza. Los cuernos rojos también aprenden hechizos de defensa y la utilización de diferentes tipos de armas.

- Médiums:
Para ingresar a la escuela de los Mediums es necesario desarrollar facultades de percepción extrasensorial que les permitirá comunicarse con mundos paralelos como el de los vivos. Estas habilidades suelen ser innatas, aunque en esta escuela se puede aprender a establecer contacto con su inconsciente y así poder llegar a realizar los llamados "viajes astrales", donde la mente se despega del cuerpo y viaja a través de otros planos o realidades. La escuela de los médiums se encuentra en la zona más alta, es una torre tan grande, que la cumbre de la misma, está cubierta por nubes. Existen mitos de que la torre no tiene fin.

- Intelectuales y filósofos:
Los inferales que desean dedicar su vida al amor por la sabiduría y estudiar cuestiones como la existencia, la mente y el lenguaje, elegirán esta escuela. Los egresados, podrán ejercer cargos muy altos en el nivel cinco y podrán ser profesores y sabios pensadores, encargados de escribir las leyes que generan la armonía en la ciudad.

- Madres infernales e institutrices:
Esta escuela solo puede ser elegida por mujeres, en la cual se les darán las herramientas para poder encargarse de la educación de los goukis en el limbo. Su finalidad es ayudar a los estudiantes a mejorar su nivel escolar y a desarrollar habilidades para poder ingresar a las escuelas de oficios.


NIVEL V - LA ADMINISTRACIÓN DE LAS ALMAS

Quienes viven en este nivel están encargados de la planificación, organización, dirección y control de los recursos de la ciudad infernal, con el fin de obtener el máximo beneficio posible y mantener un equilibrio socio económico. Siempre a favor de la elite que vive en el séptimo nivel, el averno.
Las cuestiones políticas y jurídicas se arreglan en este nivel, asi como también todos los temas burocráticos.


NIVEL VI - LA PESADILLA DE LOS CONDENADOS

Quienes viven en este nivel están encargados de la planificación, organización, dirección y control de los recursos de la ciudad infernal, con el fin de obtener el máximo beneficio posible y mantener un equilibrio socio económico. Siempre a favor de la elite que vive en el séptimo nivel, el averno.
Las cuestiones políticas y jurídicas se arreglan en este nivel, asi como también todos los temas burocráticos.


NIVEL VII - EL AVERNO

Quienes viven en este nivel están encargados de la planificación, organización, dirección y control de los recursos de la ciudad infernal, con el fin de obtener el máximo beneficio posible y mantener un equilibrio socio económico. Siempre a favor de la elite que vive en el séptimo nivel, el averno.
Las cuestiones políticas y jurídicas se arreglan en este nivel, asi como también todos los temas burocráticos.




CAPÍTULO II

CONTACTO /

mattblur@gmail.com

+54 9 (0221) 15 · 436 2608

© Copyright 2014 Todos los derechos reservados Bluro